- San Gabriel y Nicolás Arteta, Torre Médica I, Piso 2 Cons. 203
322 0200
xavocoronel@gmail.com
Últimas técnicas en el diagnóstico de cáncer de próstata

La biopsia de la próstata es actualmente la única forma de diagnosticar de forma definitiva el cáncer de próstata. También se utiliza para diferenciar entre cáncer e hiperplasia prostática benigna, una condición común en los hombres mayores. No obstante, tras una biopsia de próstata, los resultados puede que no sean concluyentes. Es por ello que en ocasiones es necesario repetirla, principalmente por tres motivos diferentes:

  • El PSA continúa subiendo después de una primera biopsia negativa.
  • La primera biopsia mostró Atypical Small Acinar Proliferation (lesión sospechosa de cáncer pero no diagnóstica) o Prostatic Intraepithelial Neoplasia (lesión premaligna) extenso y de alto grado.
  • El resultado de la primera biopsia fue el de un cáncer de próstata de bajo riesgo (tumor pequeño, de bajo grado, y localizado en la próstata) y el urólogo decidió la inclusión en un programa de vigilancia activa. Esto significa hacer nuevas biopsias de forma periódica para asegurarse de que el tumor sigue siendo de bajo riesgo y no se haya transformado con el tiempo en uno de más alto riesgo.

¿Cuáles son los beneficios de la biopsia guiada por resonancia magnética?


La biopsia de próstata guiada por ultrasonido y RMN utiliza la guía por imágenes y una aguja para extraer tejido de la próstata con el propósito de ver si hay una enfermedad. La sonda de ultrasonido utilizada en las biopsias de próstata es del tamaño de un dedo. Una vez que la sonda ha sido colocada en el recto, la biopsia se lleva a cabo utilizando un aparato para biopsia con aguja de núcleo impulsada por resorte, o pistola de biopsia.

La RMN es la mejor prueba para planificar el diagnóstico y seleccionar pacientes candidatos a biopsia de próstata, ya que:

  • Indica si hay zonas sospechosas de cáncer y su localización precisa
  • Sus imágenes nos guían con precisión para realizar la biopsia de próstata por fusión
  • Nos informa si hay una o varias zonas sospechosas de cáncer y esto es importante para la biopsia y la planificación del tratamiento
  • Nos informa del grado de agresividad del tumor

¿Cómo se realiza la biopsia guiada por resonancia magnética?


La biopsia dirigida por RMN se puede realizar con un abordaje endorrectal o con un abordaje transperineal.

  • Para la biopsia endorrectal, el paciente generalmente se acuesta boca abajo. El dispositivo de biopsia tiene incorporada una bobina endorrectal para ayudar en la visualización, y una ranura de orientación para la inserción de la aguja de biopsia.
  • Para la biopsia transperineal, el paciente generalmente se acuesta boca arriba, y la biopsia se realiza con una plantilla de orientación colocada contra el perineo (justo por debajo del escroto).

¿En qué tipo de paciente está recomendada?


El estudio de la próstata mediante Resonancia Magnética Nuclear (RMN) requiere un moderno equipo de RMN (multiprámetrica) y un radiólogo experto en esta técnica. Se practica en hombres con sospecha de cáncer de próstata se realiza un estudio con 3 secuencias: planos en T2, difusión axial y estudio de perfusión.

La RMN es muy fiable para pacientes que ya han sufrido biopsia de próstata, el PSA sigue subiendo y se les plantea la realización de una nueva biopsia. En estos casos la RMN nos permite valorar si existen focos-zonas sugestivas de cáncer o si la próstata es normal. Si la RMN nos identifica zonas sugestivas de cáncer debemos realizar biopsias dirigidas en esta zona sospechosa que nos marca la RMN. Si la RMN es normal, no hay zonas sospechosas, puede evitarse la biopsia.

El estudio PROMIS (Prostate M R Imaging Study) ha investigado si la RMN de la próstata antes de la biopsia podría excluir con seguridad la presencia de un cáncer de próstata significativo (alto grado) y evitar la realización de la biopsia. (Hashim y cols). Los resultados mostraron que la RMN es dos veces más sensible que la biopsia clásica (guiada por ecografía) para detectar cáncer de próstata y permite evitar biopsia de próstata al 27% de los pacientes.

Actualmente, la RMN también es muy útil en pacientes con PSA elevado y Tacto Rectal Normal, en los que se plantea la realización de una primera biopsia por PSA alto. En estos casos, la presencia de zonas sospechosas de cáncer en la RMN nos indicará la necesidad de realizar biopsia de próstata y si el estudio con RMN es normal, sin focos sospechosos, podría evitarse la biopsia.